Inicio Trabaje con Nosotros Contacto CAP CAP Minería
CAP Acero
 
   
   

El 55% de la muestra no cumple la norma chilena:
ICHA alerta sobre calidad de barras importadas

Increíble, pero cierto: en un país tan sísmico como el nuestro, más de la mitad de las barras para construir en hormigón armado no cumple con la norma chilena. Más aún: el 13% no alcanza los niveles mínimos de resistencia, lo que afecta la calidad de las estructuras. Esta revelación, dada a conocer este mes por el Instituto Chileno del Acero (ICHA), ha movido el piso en un país altamente sensibilizado con el tema.

El Comité de Normas y Monitoreo del ICHA le encomendó a un laboratorio de reconocido prestigio y que se encuentra debidamente acreditado para estos efectos, realizar los ensayos sobre la calidad de barras de refuerzo importadas y laminadas en caliente para construcciones en hormigón. Para el examen, hecho ante notario, se recolectaron 22 muestras en cinco distribuidores de la Región Metropolitana.

La investigación arrojó como resultado que sólo el 40% de las barras importadas muestreadas dispone de certificados donde se indica la calidad del producto. A esto se suma que el 55% no cumple con algunos de los requisitos señalados en la norma chilena NCh204 of.2006; el 13% no cumple con las propiedades mecánicas, es decir, con niveles mínimos de resistencia; el 27% no cumple con la geometría de resaltes; y el 18% no registra con la masa lineal mínima exigida.

“A diferencia de las barras de refuerzo de acero fabricadas en Chile, que son sometidas permanentemente a controles en su proceso de fabricación para certificar que cumplan con las normas de calidad establecidas por el Ministerio de Vivienda, las barras importadas no se someten a las mismas exigencias, lo que puede afectar la calidad de las estructuras. Esto es especialmente sensible en un país sísmico como el nuestro”, afirmó Jaime Castañeda, Presidente del ICHA. “Es indispensable que también las barras de acero importadas cumplan la normativa, por la seguridad de todos los chilenos”, agregó Castañeda.

Para ello, el ICHA propone que las barras importadas incluyan un sistema de trazabilidad para garantizar su certificación y que Aduanas tenga la facultad de revisar el ingreso de aceros importados y cotejarlos con los certificados correspondientes. También propone que en la recepción de obras de cualquier construcción se exija la certificación del acero utilizado y que se cree una Superintendencia de Calidad Estructural de la Edificación, como entidad autónoma y con los recursos necesarios para asegurar el cumplimiento de las normativas de construcción.

A juicio de Ernesto Escobar, Presidente de la Asociación Chilena de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas, ASIMET, estos resultados no nos pueden dejar indiferentes. “Confiamos que este estudio sirva de punto de partida para una revisión profunda de cómo se procede frente al tema de la calidad de productos, en particular de aquellos que pueden poner en riesgo la seguridad de las personas”.

Por último, Escobar señaló que los industriales chilenos desean poder competir en igualdad de condiciones y demostrar que las empresas nacionales están a la altura para responder a las exigencias de los proyectos. “Esperamos que cuando el Estado sea quien compra directa o indirectamente un producto o servicio, exija a todos sus proveedores el mismo grado de adhesión a estas exigencias. Esperamos contar con este compromiso por parte del ministro de Obras Públicas", concluyó.

Fecha de publicación: 02/05/2012

 


 

En 2011, las barras de acero importadas representaron el 12% del total usadas en la construcción en Chile.


 



 
   
Av. Gran Bretaña 2910 - Talcahuano - Chile - Teléfono (56-41) 2544455 - Fax (56-41) 2502870 / Gertrudis Echeñique 220 - Las Condes - Santiago - Chile - Teléfono (56-02) 2818 6500