Santiago, 04 de septiembre de 2018

Un grupo de estudiantes de arquitectura de la Universidad Finis Terrae (UFT) obtuvo el primer lugar en la XXXII (32º) versión del "Concurso CAP para Estudiantes de Arquitectura". El anteproyecto ganador fue el diseño de una Máquina Fitorremediadora que –a juicio del jurado-, destacó por proponer una nueva manera de conservar el ecosistema, haciéndose cargo de manera activa de los problemas medioambientales presentes en el entorno.

El desafío de esta 32ª versión del Concurso CAP fue desarrollar un anteproyecto de pabellón invernadero para un parque botánico, tema en sintonía con la iniciativa Chile Agenda 2030 -Objetivos para el Desarrollo Sostenible, en relación a preservar los bosques, luchar contra la desertificación, detener la degradación de las tierras y revertir la pérdida de biodiversidad (Objetivo de Desarrollo Sostenible nº 15).

En este contexto, a juicio del jurado la propuesta de los estudiantes de la UFT tomó elementos existentes como punto de partida y los conjugó con una serie de contrastantes geométricos, usando el acero como material principal, lo que le da un fuerte carácter sobre el paisaje y son una expresión del proceso de fitorremediación (descontaminación de suelo) propuesto.

El equipo ganador de la Universidad Finis Terrae, con su proyecto "Máquina Fitorremediadora", estuvo conformado por los alumnos Diego Concha, Tomás Aguirre y Trinidad Hermosilla, guiados por los profesores Andrés Echeverría y Cristián Lecaros. El equipo recibirá un premio económico para los estudiantes y su facultad, y además representará al país en la próxima versión internacional del concurso que organiza ALACERO. La premiación de este certamen nacional se realizará en octubre, en una fecha aún por confirmar. En total en esta versión del concurso participaron 30 proyectos, provenientes de 15 universidades chilenas.

 Imagen foto_00000014

 

Imagen foto_00000015
Láminas 1 y 3 del proyecto ganador Máquina Fitorremediadora de los alumnos de la Universidad
Finis Terrae.

El segundo lugar fue para el equipo de la Universidad Mayor, guiado por los profesores Francisco Pulido y Sergio Villarroel, e integrado por las alumnas Francisca Méndez, Francisca Campos y Lucero Arce. Su trabajo se tituló: "Parque María Behety".

El tercer luego recayó en el equipo de la Universidad San Sebastián de Puerto Montt, integrado por las estudiantes Giovani Valeria, Nitzy Vera, Sofía Vargas y Stefania Ruiz, quienes fueron acompañados en el proceso creativo del proyecto "Isla Teja" por los académicos Drago Vodanovic y Dulce Sánchez.

La mención honrosa recayó en el proyecto "Flores del Humedal", de la Universidad San Sebastián de Santiago.

El concurso, que se desarrolla ininterrumpidamente desde 1986, fue dirigido por el arquitecto Álvaro Donoso Holzmann. El jurado estuvo integrado por la arquitecta Verónica Serrano, el ingeniero Alberto Maccioni y los arquitectos Carlos Alberto Urzúa B., Guillermo Hevia, Cristóbal Teixido, Elizabeth Huygue y David Basulto.